El cristianismo tildado de herejía

Hechos 24:5 “Porque hemos hallado que este hombre es una plaga, y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo, y cabecilla de la secta de los nazarenos.”

Hace dos mil años, los líderes religiosos del judaísmo acusaron falsamente a Pablo, conocido hoy en día como el apóstol de los apóstoles, en el concilio, por incitar a la gente a creer que “un hombre era Dios”. Ellos persiguieron al cristianismo, que creía que Jesús es el Salvador, porque no creían que Dios podía venir como hombre. Entre el apóstol Pablo y los líderes religiosos de aquella época, ¿quién fue al cielo?

Han pasado dos mil años. Y Dios, que existió desde el principio como el Verbo, ha venido de nuevo a la tierra en forma humana. De acuerdo con todas las profecías de la Biblia, el Espíritu y la Esposa, que son Dios Padre y Dios Madre, están llamando a todos los seres humanos a recibir el agua de la vida.

Muchas iglesias que se proclaman a sí mismas como la iglesia legítima, insisten en que Dios no puede venir como hombre. A la vez, afirman que Dios es solo el Padre. ¿Su fe puede guiarlas a la salvación? Si no es así, ¿qué sucederá al final?

La salvación depende de Dios, y no de las opiniones ni concepción de los valores de los hombres. Los santos de la iglesia primitiva recibieron la corona de vida y entraron en el reino de los cielos. Juzgue si ha escuchado las palabras de la Biblia o se ha dejado influenciar por los prejuicios de la gente.